Excelente artículo que habla con una visión histórica y personal sobre los inicios del CAD arquitectónico

Los sistemas de dibujo se hacen “accesibles” a finales de los 80 y su uso generalizado se produce a primeros de los 90. Un arquitecto o delineante de 30 o menos años, nunca ha tenido un tablero de dibujo… de madera, pero, eso sí, todavía una gran parte usa un tablero electrónico con “rotring” digital y fotocopiadora digital incluida. ¡Viva la tecnología!.

La tecnología ya permitía a finales de los 80 sustituir el tablero por sistemas integrados de diseño y dibujo, y eliminar casi por completo la fase de delineación del proyecto. De hecho estos sistemas nacieron casi al mismo tiempo que los “tableros electrónicos” o programas de CAD tradicionales.

El problema estaba en que las necesidades de un sistema integrado que manejase una base de datos de todo un proyecto, exigían ordenadores del tipo Workstation (Estación de Trabajo) de un coste elevadísimo, sólo al alcance de una minoría de Arquitectos y oficinas de proyectos.

Este tipo de máquinas contaban con procesadores de alta tecnología entre 20 y 100 veces más rápidos que los PCs y Mac de entonces, sistemas gráficos 3D, mucha capacidad de memoria (16 Mb de entonces) y, discos duros rápidos de gran tamaño (en Mb y en cm – la increíble cifra de 100 Mb ocupaba mucho sitio), y sistemas operativos Unix que admitían multiproceso y multiarchivo, necesarios para trabajar con grandes volúmenes de datos (y cualquier proyecto los tiene).

Sólo con estos equipos, y con programas que únicamente funcionaban en ellos, se podía trabajar de este modo. Programas también de un coste de desarrollo (y compra) muy alto. Un puesto de trabajo costaba hasta 10 millones de pta., también de las de entonces (mucho más que los 60.000 equivalentes de hoy).

La tecnología ha evolucionado y con ello los costes se han reducido drásticamente.

No obstante, resulta cuando menos “curioso”, que prácticamente todo los programas de CAD y diseño 3D que hoy en día se consideran los mejores, aunque ahora funcionen en Windows y PC, tengan en sus inicios mucha historia común con Unix y las Workstations (Catia… en mecánica; Cinema 41) y Maya en modelado 3D, render y animación; Arc-info en GIS y, como no, Allplan en Arquitectura).

Incluso fuera del CAD hay ejemplos muy interesantes. El primer programa de presupuestos que tenía estructura en árbol, y en el que un proyecto y una base de precios eran una misma cosa, nació en una Wokstation HP y se llamaba Presto X (aunque ahora parezca mentira, antes, ni los presupuestos ni los programas de presupuestos eran así – de nuevo la innovación). Hoy, todos han intentado copiar al programa de Soft (a veces sin entenderlo).

Pero 20 años de desarrollo en el camino acertado se notan, y, volviendo al CAD, además, los programas que se diseñaron (posteriormente) sobre MSDOS y Mac-OS nacieron con la limitación de aquellas máquinas y sus sistemas operativos de entonces, y ese diseño inicial les ha condicionado su evolución posterior. Hasta hace pocos años Windows no permitía el multiproceso, la multitarea real, ni algo tan elemental como abrir en una misma ventana dos o más archivos y editarlos a la vez (la mayoría de los programas aún no lo hacen).

Los conceptos y modos de trabajo tenían que poderse llevar a cabo en aquellos sistemas y, hoy, con el cambio tecnológico producido, han quedado totalmente obsoletos en su diseño (y no se arregla ahora incorporando 31) y algunas herramientas de Arquitectura a los programas).

Por eso, cuando oigo aquello de que todos los programas son iguales, que suele decirlo además alguien que como mucho conoce uno, y a veces mal, siempre recuerdo la frase de George Orwell en Animal Form (Rebelión en la granja), ‘Todos los animales somos iguales, pero unos somos más “iguales” que otros”.

Ni el sentido ni el contexto son los mismos, pero yo en esto del CAD, al igual que en la Arquitectura, también considero que unos son más “iguales” que otros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies