En 1997, un equipo de arquitectos, ingenieros, biólogos y diseñadores comenzó a desarrollar un prototipo de ciudad vertical que albergaría a 100.000 habitantes. Con 1.228 metros de altura y un presupuesto de 15.000 millones de dólares, la llamada Torre Biónica se basa en el análisis del crecimiento, resistencia y transporte de fluidos en la naturaleza. La propuesta, aseguran, no busca batir records de altura sino aportar una solución a los problemas de crecimiento urbano y de racionalización del coste y de la ocupación de la naturaleza. Con objetivos semejantes, otro arquitecto plantea una “supermanzana” para albergar a 10.000 personas.

Pulse aqui para tener acceso a toda la noticia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies