Creando texturas repetibles

Lo primero que necesitamos, es informarnos un poco del material que queremos crear, necesitamos una imagen del mismo que nos sirva de base para crear nuestra textura.

Para ello, no hay nada mejor que nuestro querido amigo google.

Google nos dará un montón de links sobre este material. Será cuestión de encontrar uno que traiga una imgen maja del travertino que podamos aprovechar, que tenga un tamaño y definición aceptable, por ejemplo, el siguiente.

Así que cogemos la imagen de la izquierda, que es la que me ha gustado, y nos la guardamos, dándole con el botón derecho del ratón y escogiendo guardar imagen…

Bueno, ahora empezamos a preocuparnos por el tamaño de las piezas que vamos a tener en nuestra textura. En este caso, la imagen es perfectamente cuadrada, y nosotros la queremos de 60×40. Esto no es mucho problema, como vereis.

Abrimos nuestra imagen en nuestro programa de retoque favorito (en mi caso fotopein) y cambiamos su muestreo, para que en lugar de ser cuadrada guarde la proporción que nos interesa. Para ello, escogemos la información en pixels, desactivamos la opción mantener proporción, y le damos una achura 4/3 de la altura. En este caso, simplemente le damos valor 320 pixels al ancho, manteniento el alto…

Con esto, nuestra flamante plaqueta será así de maja.

La guardamos, por ejemplo con el nombre travertino01 (que listo, que ordenado, ¿será influencia de Allplan?).

Ahora cogemos y le pintamos el último pixel de la derecha y de abajo de negro (a ver que tal de pulso tenemos, es cosa de un ratito) y nos queda algo así.

Lo guardamos con un nombre tipo travertino01_consombra (sigo en mi linea de ser ordenadito).

Con esto tenemos una plaqueta que nos valdría perfectamente para nuestros propósitos, pero tenemos un problema, la repetición de la misma plaqueta todo el rato no da una sensación de realismo, ni mucho menos… Vamos, que JoseMRV se quejaría rápidamente 😉

Por eso vamos a tratar de engañar al ojo humano de forma burda y lamentable. Para intentarlo (ojo, lograrlo ya es otra cosa) cogemos nuestro travertino01 (por eso había que ser ordenado) y lo giramos 180 grados. Le pintamos los bordes derecho y de abajo el último pixel de color negro, y lo guardamos como travertino02_consombra. Cogemos de nuevo nuestrotravertino01 y lo reflejamos horizontalmente, y también le pintamos los mismos bordes de negro. Con eso tendremos nuestro travertino03_consombra.

Ahora llega el momento de hacer apaños rápidos. Utilizamos el comando “ensamblar” del “fotopein” (con fotosop me imagino que hay algo similar) y seleccionamos travertino01_consombra, 02 y 03 y los ensamblamos en una tira de 3 piezas, quedando de la siguiente manera.

La guardamos como tira1 (que listo). Ahora hacemos lo mismo, pero avanzando uno, es decir, por ejemplo, 3-1-2, y nos saldrá una nueva tira, que guardamos como tira2. Y hacemos otro montaje con 2-3-1, y lo guardamos como tira3.

Finalmente cogemos las tiras 1, 2 y 3 y las ensamblamos (en este caso en vertical, claro) y el resultado final es lo que andábamos buscando.

Como podeis observar, el efecto de repetición es más dificil de percibir, siendo necesario un paño muy grande de muro para que lo notemos los mortales. El autor de la imagen lo verá con facilidad, y sufrirá un montón esperando que todo el mundo le diga “Bua, la textura se repite demasiado, y además hay piezas simétricas y giradas constantemente…” Pero sorprendentemente no te lo dice mucha gente, sólo 8 de cada 10 😉

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies